El ruido en las edificaciones

El ruido en las edificacionesEl ruido en las edificaciones lleva consigo una fuerte componente subjetiva. Se puede definir el ruido como el sonido no deseado, siendo el receptor del mismo el que lo clasifica como ruido. La Real Academia de la Lengua lo define como sonido inarticulado, por lo general desagradable.

El ruido es causa de insatisfacción con la vivienda, siendo este, un problema que hasta la aparición del nuevo Código Técnico de Edificación no se trataba con suficiente profundidad por parte de los técnicos.

Los ruidos que se escuchan en el interior de las viviendas se clasifican en:
– Ruido de impacto.
– Ruido aéreo.
– Ruido procedente de las instalaciones.

El ruido de impacto es aquel que se genera por los golpes que se producen en una superficie, generalmente un forjado o tabique.  Al golpear la superficie, esta entra en vibración y de nuevo se genera un foco sonoro. Como ejemplo se puede poner las pisadas con tacones en los forjados superiores  de la vivienda y niños jugando.
La solución a este problema es la instalación en el piso superior de suelos engomados, moqueta, o la instalación de suelos flotantes.
Una solución parcial sería la instalación de techo suspendidos en la vivienda receptora de ruidos, siendo esta una solución relativamente mala, no evitando generalmente los ruidos pero si atenuando.

Para una total solución del problema se ha de realizar una caja de aislamiento, es decir, se insonoriza suelo, paredes y techo formando una caja cerrada por la que no se pueda transmitir el ruido. Esta última, es la solución más costosa pero es la más efectiva.

Evitando que el ruido se propague por la estructura es la única forma de solucionar el problema del ruido de impacto. La mayoría de la gente no sabe que el ruido de impacto producido por ejemplo en un primero se puede escuchar perfectamente en un cuarto piso. Igualmente es ruido de impacto se transmite a nivel de la misma planta en la que se genera.
A estos efectos es importante la concienciación de las personas que viven en bloques de viviendas, adosados o pareados para identificar que ruidos se generan y si son estrictamente necesarios o por el contrario fácilmente evitables.
El ruido aéreo es aquel que se genera por la perturbación del aire que rodea a fuentes sonoras. Las ondas sonoras originadas chocan contra otras superficies, entrando estas  en vibración y perturbando de nuevo el aire que las rodea. Los ejemplos más claros son los instrumentos musicales, equipos de música, conversaciones altas y el tráfico.
Para poder solucionar este problema se debe identificar por dónde se introduce el ruido a la vivienda para aislar dicho paramento. La función del aislamiento es que las ondas sonoras pierdan la mayor cantidad de energía posible al atravesar los cerramientos.

El ruido procedente de las instalaciones son los sonidos generados por las instalaciones siendo los más habituales el ruido de las motobombas de impulsión de agua, ascensores, las instalaciones de fontanería y los aparatos de aire acondicionado. Este tipo de ruido generalmente tiene una componente aérea y otra de impacto.

Como ejemplo para evitar el ruido producido por los ascensores, se deben de instalar las guías del ascensor a los cantos de los forjados y no los paramentos verticales.
Otro ejemplo sería el de las instalaciones de fontanería, para ello un buen dimensionamiento de las mismas teniendo en cuenta la velocidad del agua en el interior de las tuberías evitarían el ruido en este tipo de instalaciones.

Los efectos que produce el ruido en el organismo hay que tenerlos en cuenta siendo los más conocidos:
– Pérdidas de audición para exposiciones a niveles de ruido intenso.
– Estrés.
– Afecciones de riego cerebral.
– Alteraciones en el proceso digestivo.
– Alteraciones en la coordinación del sistema nervioso central.
– Efectos sobre el sueño, provocando dificultades para conciliar el sueño.
– Efectos sobre la conducta, aumentando la agresividad.
– Efectos en la atención.
– Efectos en niños dificultando su capacidad de aprendizaje, dificulta la comunicación verbal, favoreciendo el aislamiento y la poca sociabilidad.

ruido-edificacionesExiste normativa tanto a nivel autonómico como a nivel local que intenta proteger a los ciudadanos afectados por los ruidos siendo estas el Decreto 6/2012 de la Junta de Andalucía y la Ordenanza Municipal de Protección del Medio Ambiente contra Ruidos y Vibraciones del Excelentísimo Ayuntamiento de Algeciras.
Dichas normativas establecen para el caso de las viviendas un horario diurno y otro nocturno.
Según el artículo 51 de la Ordenanza Municipal el horario diurno es el tramo horario comprendido entre las 7:00 y las 23:00 y el horario nocturno está comprendido entre las 23:00 y las 7:00.

Un error muy habitual es creer que hasta las 00:00 se puede hacer todo el ruido que se quiera sin tener ningún miramiento por los vecinos.

Los niveles de ruido están delimitados en el Anexo 1, tabla 1 de la Ordenanza Municipal según el tramo horario y el tipo de estancia.
Para estancias habitables, excepto las cocinas y cuartos de baños los niveles máximos son 35 dbA durante el período diurno y 30 dbA para el nocturno.
En los pasillos, aseos y cocina los niveles máximos son 40 dbA para el horario diurno y 35 dbA nocturno.

Para las zonas de acceso común 50 dbA y 40 dbA respectivamente.

En el artículo 52 de la Ordenanza Municipal trata el asunto de los animales domésticos, indicando que los poseedores de animales domésticos están obligados a adoptar medidas necesarias para impedir que la tranquilidad de sus vecinos sea alterada por el comportamiento de aquellos. Prohíbe desde las 23:00 a las 7:00 horas dejar en patios, terrazas, galerías y balcones u otro especio abierto, a animales domésticos que con sus sonidos perturben el descanso de los vecinos.
ARQtech está muy concienciado con el problema del ruido. Desde ARQtech creemos que la mejor solución es la que se adoptada en fase de proyecto teniendo en cuenta desde el primer momento toda la problemática generada por el ruido.

El bienestar que se genera en las familias que viven en los edificios protegidos frente a los ruidos justifica el trabajo realizado.
Si usted va a realizar la reforma de su vivienda es el mejor momento para pensar en protegerse frente al ruido a precios muy razonables,  evitando siempre problemas posteriores.
Aumentando en un 10 % el precio de la construcción, que no el precio de venta, se puede evitar toda la problemática con el ruido, siendo este un coste asumible si lo comparamos con las actuaciones posteriores a la construcción del edificio que son mucho más caras y problemáticas.El ruido en las edificacionesEl ruido en las edificaciones lleva consigo una fuerte componente subjetiva. Se puede definir el ruido como el sonido no deseado, siendo el receptor del mismo el que lo clasifica como ruido. La Real Academia de la Lengua lo define como sonido inarticulado, por lo general desagradable.

El ruido es causa de insatisfacción con la vivienda, siendo este, un problema que hasta la aparición del nuevo Código Técnico de Edificación no se trataba con suficiente profundidad por parte de los técnicos.

Los ruidos que se escuchan en el interior de las viviendas se clasifican en:
– Ruido de impacto.
– Ruido aéreo.
– Ruido procedente de las instalaciones.

El ruido de impacto es aquel que se genera por los golpes que se producen en una superficie, generalmente un forjado o tabique.  Al golpear la superficie, esta entra en vibración y de nuevo se genera un foco sonoro. Como ejemplo se puede poner las pisadas con tacones en los forjados superiores  de la vivienda y niños jugando.
La solución a este problema es la instalación en el piso superior de suelos engomados, moqueta, o la instalación de suelos flotantes.
Una solución parcial sería la instalación de techo suspendidos en la vivienda receptora de ruidos, siendo esta una solución relativamente mala, no evitando generalmente los ruidos pero si atenuando.

Para una total solución del problema se ha de realizar una caja de aislamiento, es decir, se insonoriza suelo, paredes y techo formando una caja cerrada por la que no se pueda transmitir el ruido. Esta última, es la solución más costosa pero es la más efectiva.

Evitando que el ruido se propague por la estructura es la única forma de solucionar el problema del ruido de impacto. La mayoría de la gente no sabe que el ruido de impacto producido por ejemplo en un primero se puede escuchar perfectamente en un cuarto piso. Igualmente es ruido de impacto se transmite a nivel de la misma planta en la que se genera.
A estos efectos es importante la concienciación de las personas que viven en bloques de viviendas, adosados o pareados para identificar que ruidos se generan y si son estrictamente necesarios o por el contrario fácilmente evitables.
El ruido aéreo es aquel que se genera por la perturbación del aire que rodea a fuentes sonoras. Las ondas sonoras originadas chocan contra otras superficies, entrando estas  en vibración y perturbando de nuevo el aire que las rodea. Los ejemplos más claros son los instrumentos musicales, equipos de música, conversaciones altas y el tráfico.
Para poder solucionar este problema se debe identificar por dónde se introduce el ruido a la vivienda para aislar dicho paramento. La función del aislamiento es que las ondas sonoras pierdan la mayor cantidad de energía posible al atravesar los cerramientos.

El ruido procedente de las instalaciones son los sonidos generados por las instalaciones siendo los más habituales el ruido de las motobombas de impulsión de agua, ascensores, las instalaciones de fontanería y los aparatos de aire acondicionado. Este tipo de ruido generalmente tiene una componente aérea y otra de impacto.

Como ejemplo para evitar el ruido producido por los ascensores, se deben de instalar las guías del ascensor a los cantos de los forjados y no los paramentos verticales.
Otro ejemplo sería el de las instalaciones de fontanería, para ello un buen dimensionamiento de las mismas teniendo en cuenta la velocidad del agua en el interior de las tuberías evitarían el ruido en este tipo de instalaciones.

Los efectos que produce el ruido en el organismo hay que tenerlos en cuenta siendo los más conocidos:
– Pérdidas de audición para exposiciones a niveles de ruido intenso.
– Estrés.
– Afecciones de riego cerebral.
– Alteraciones en el proceso digestivo.
– Alteraciones en la coordinación del sistema nervioso central.
– Efectos sobre el sueño, provocando dificultades para conciliar el sueño.
– Efectos sobre la conducta, aumentando la agresividad.
– Efectos en la atención.
– Efectos en niños dificultando su capacidad de aprendizaje, dificulta la comunicación verbal, favoreciendo el aislamiento y la poca sociabilidad.

ruido-edificacionesExiste normativa tanto a nivel autonómico como a nivel local que intenta proteger a los ciudadanos afectados por los ruidos siendo estas el Decreto 6/2012 de la Junta de Andalucía y la Ordenanza Municipal de Protección del Medio Ambiente contra Ruidos y Vibraciones del Excelentísimo Ayuntamiento de Algeciras.
Dichas normativas establecen para el caso de las viviendas un horario diurno y otro nocturno.
Según el artículo 51 de la Ordenanza Municipal el horario diurno es el tramo horario comprendido entre las 7:00 y las 23:00 y el horario nocturno está comprendido entre las 23:00 y las 7:00.

Un error muy habitual es creer que hasta las 00:00 se puede hacer todo el ruido que se quiera sin tener ningún miramiento por los vecinos.

Los niveles de ruido están delimitados en el Anexo 1, tabla 1 de la Ordenanza Municipal según el tramo horario y el tipo de estancia.
Para estancias habitables, excepto las cocinas y cuartos de baños los niveles máximos son 35 dbA durante el período diurno y 30 dbA para el nocturno.
En los pasillos, aseos y cocina los niveles máximos son 40 dbA para el horario diurno y 35 dbA nocturno.

Para las zonas de acceso común 50 dbA y 40 dbA respectivamente.

En el artículo 52 de la Ordenanza Municipal trata el asunto de los animales domésticos, indicando que los poseedores de animales domésticos están obligados a adoptar medidas necesarias para impedir que la tranquilidad de sus vecinos sea alterada por el comportamiento de aquellos. Prohíbe desde las 23:00 a las 7:00 horas dejar en patios, terrazas, galerías y balcones u otro especio abierto, a animales domésticos que con sus sonidos perturben el descanso de los vecinos.
ARQtech está muy concienciado con el problema del ruido. Desde ARQtech creemos que la mejor solución es la que se adoptada en fase de proyecto teniendo en cuenta desde el primer momento toda la problemática generada por el ruido.

El bienestar que se genera en las familias que viven en los edificios protegidos frente a los ruidos justifica el trabajo realizado.
Si usted va a realizar la reforma de su vivienda es el mejor momento para pensar en protegerse frente al ruido a precios muy razonables,  evitando siempre problemas posteriores.
Aumentando en un 10 % el precio de la construcción, que no el precio de venta, se puede evitar toda la problemática con el ruido, siendo este un coste asumible si lo comparamos con las actuaciones posteriores a la construcción del edificio que son mucho más caras y problemáticas.