Bicicletas como medio alternativo de transporte

Bicicletas como medio alternativo de transporteEl sector transporte es el que más energía consume de todo el país, entorno el 39 % del total. Este consumo energético, prácticamente el 100 %, tiene que ser importado de terceros países.

Si también tenemos en cuenta que la acumulación de vehículos que utilizan como fuente de energía los combustibles fósiles está produciendo graves daños ambientales y de salud en las ciudades, nos hace pensar en introducir medios de transportes alternativos que eviten los combustibles fósiles.

La bicicleta como medio de transporte en las ciudades es una de las soluciones, ayudando a reducir la contaminación. Para trayectos cortos, habituales en las ciudades españolas, la bicicleta cumple como servicio de movilidad práctico, rápido, barato y pensado para uso diario.
La bicicleta sólo consume energía metabólica, es decir, energía del propio cuerpo.

Las principales ventajas de la bicicleta como medio de transporte son:

Autonomía energética, sin necesidad de saber a cuanto está la gasolinera más próxima.

Es un recurso energético no agotable.

Es energía gratuita.

Nos ayuda a conseguir independencia energética respecto a los países con petróleo.

Casi todas las personas, energéticamente, están capacitados para el uso de la bicicleta.

La bicicleta es el medio de transporte que menos energía consume por kilómetro y pasajero. Como ejemplo y en orden de menor a mayor:
1. Bicicleta.
2. Peatón.
3. Autocar de 2 pisos.
4. Minibús.
5. Tren de cercanías.
6. Autocar de línea.
7. Tren AVE.
8. Autobús urbano.
9. InterCity.
10. Coche a gasoil con motor menor de 1,4 litros.

Los beneficios medioambientales de las bicicletas son muchos y los más conocidos son:

No consumen combustibles fósiles.

No producen contaminación atmosférica.

Los niveles de ruido son muy inferiores a los de los vehículos a motor.

Generan poca cantidad de residuos y aportan el ciclo de vida más sostenible de todos los vehículos.

Se necesita menos espacio destinado a los aparcamientos, consumen el 10 % del espacio destinado a un coche.

Reducen la congestión del tráfico y del transporte público.

Los beneficios medioambientales van directamente ligados a los beneficios energéticos, por eso las bicicletas, al no consumir recursos naturales no provocan impactos medioambientales.

Carril Bici AlgecirasLos ayuntamientos cada vez más son conscientes de este tipo de transporte como alternativa al coche, por ello el número de kilómetros disponible de carril bici en las ciudades es cada vez más elevado. El esfuerzo realizado por las administraciones dotando de estas infraestructuras a sus ciudades, aceleran el crecimiento de los usuarios que se decantan de utilizar como medio de transporte la bicicleta. Todo esto unido a políticas de concienciación de las mejoras del uso de la bicicleta y mejoras en las medidas de seguridad para los usuarios de las bicicletas producirán un aumento  de usuarios de las bicicletas.

Finalmente fomentar el uso de bicicletas públicas o de alquiler para el turismo en las grandes ciudades ayudaría a la mejora medioambiental de las ciudades turísticas.

En resumen la bicicleta como medio de transporte alternativo, es el más eficiente energéticamente hablando, ayuda a reducir la contaminación en las ciudades y los problemas de congestión de tráfico reduciendo el tiempo de los trayectos de ida y vuelta del trabajo.

Es un medio saludable, mejorando la salud física y mental de sus usuarios y  económicamente, es accesible a la mayoría de la población y produce grandes ahorros de combustible al año en las personas que lo utilizan.Bicicletas como medio alternativo de transporteEl sector transporte es el que más energía consume de todo el país, entorno el 39 % del total. Este consumo energético, prácticamente el 100 %, tiene que ser importado de terceros países.

Si también tenemos en cuenta que la acumulación de vehículos que utilizan como fuente de energía los combustibles fósiles está produciendo graves daños ambientales y de salud en las ciudades, nos hace pensar en introducir medios de transportes alternativos que eviten los combustibles fósiles.

La bicicleta como medio de transporte en las ciudades es una de las soluciones, ayudando a reducir la contaminación. Para trayectos cortos, habituales en las ciudades españolas, la bicicleta cumple como servicio de movilidad práctico, rápido, barato y pensado para uso diario.
La bicicleta sólo consume energía metabólica, es decir, energía del propio cuerpo.

Las principales ventajas de la bicicleta como medio de transporte son:

Autonomía energética, sin necesidad de saber a cuanto está la gasolinera más próxima.

Es un recurso energético no agotable.

Es energía gratuita.

Nos ayuda a conseguir independencia energética respecto a los países con petróleo.

Casi todas las personas, energéticamente, están capacitados para el uso de la bicicleta.

La bicicleta es el medio de transporte que menos energía consume por kilómetro y pasajero. Como ejemplo y en orden de menor a mayor:
1. Bicicleta.
2. Peatón.
3. Autocar de 2 pisos.
4. Minibús.
5. Tren de cercanías.
6. Autocar de línea.
7. Tren AVE.
8. Autobús urbano.
9. InterCity.
10. Coche a gasoil con motor menor de 1,4 litros.

Los beneficios medioambientales de las bicicletas son muchos y los más conocidos son:

No consumen combustibles fósiles.

No producen contaminación atmosférica.

Los niveles de ruido son muy inferiores a los de los vehículos a motor.

Generan poca cantidad de residuos y aportan el ciclo de vida más sostenible de todos los vehículos.

Se necesita menos espacio destinado a los aparcamientos, consumen el 10 % del espacio destinado a un coche.

Reducen la congestión del tráfico y del transporte público.

Los beneficios medioambientales van directamente ligados a los beneficios energéticos, por eso las bicicletas, al no consumir recursos naturales no provocan impactos medioambientales.

Carril Bici AlgecirasLos ayuntamientos cada vez más son conscientes de este tipo de transporte como alternativa al coche, por ello el número de kilómetros disponible de carril bici en las ciudades es cada vez más elevado. El esfuerzo realizado por las administraciones dotando de estas infraestructuras a sus ciudades, aceleran el crecimiento de los usuarios que se decantan de utilizar como medio de transporte la bicicleta. Todo esto unido a políticas de concienciación de las mejoras del uso de la bicicleta y mejoras en las medidas de seguridad para los usuarios de las bicicletas producirán un aumento  de usuarios de las bicicletas.

Finalmente fomentar el uso de bicicletas públicas o de alquiler para el turismo en las grandes ciudades ayudaría a la mejora medioambiental de las ciudades turísticas.

En resumen la bicicleta como medio de transporte alternativo, es el más eficiente energéticamente hablando, ayuda a reducir la contaminación en las ciudades y los problemas de congestión de tráfico reduciendo el tiempo de los trayectos de ida y vuelta del trabajo.

Es un medio saludable, mejorando la salud física y mental de sus usuarios y  económicamente, es accesible a la mayoría de la población y produce grandes ahorros de combustible al año en las personas que lo utilizan.